Pinturas

Descripción de la pintura Paolo Veronese "Conversión de Saúl"


En las bellas artes del siglo XVI, la época del ocaso del Renacimiento, el tema del cambio espiritual completo era muy popular. Después del himno de sensualidad y materialidad peculiar del Renacimiento, otras veces llegan cuando todo esto comienza a perder su relevancia.

Y los artistas encuentran nuevas ideas para la autoexpresión de acuerdo con el estado de ánimo de la sociedad. El representante de la escuela veneciana, Paolo Veronese, recurrió quizás a la trama religiosa más popular entre los pintores, la historia de Saúl, no fue la excepción.

Saúl está narrado en los "Actos de los Apóstoles" bíblicos: este hombre no solo odiaba a los cristianos, sino que trató de luchar contra ellos y las enseñanzas de Cristo de todas las maneras posibles. Una vez fue a la ciudad de Damasco para convertirse en el jefe de los perseguidores de los cristianos allí. Pero en el camino a Saúl descendió un rayo de luz divina que lo cegó. Y entonces oyó una voz que preguntaba: ¿por qué Saúl lo persiguió? Conmocionado por todo esto, el antiguo Saulo, el adversario de los cristianos, desaparece y otro Saulo, un fiel seguidor de Jesús, quien desde ese momento se convirtió en el Apóstol Pablo, entra en su lugar.

El centro de la composición es el caballo de Saúl que cayó al suelo. Parece que un rayo del cielo tiene un poder poderoso que dispersa todo a su alrededor: los árboles se desvían hacia un lado, como si fuera una explosión, los caballos se escapan de las manos de los jinetes y se alejan, las personas corren y caen. Saúl mismo está extendido en la tierra, golpeado por la conversión de Dios. Su cuerpo está pintado en la misma perspectiva que a Miguel Ángel le gustaba usar en sus lienzos.

La imagen no tiene la claridad, la precisión y la teatralidad deliberada de la trama inherente al Renacimiento: los personajes se superponen, chocan y algunos de ellos están solo parcialmente escritos, como si fueran más allá del lienzo. Al mismo tiempo, se le ofrece al espectador imaginar la totalidad de la imagen.

Todas estas técnicas eran en ese momento una nueva palabra en la pintura y eran un contraste sorprendente con las pinturas del Renacimiento, donde todos los personajes tenían sus lugares, y la escena estaba claramente limitada por el alcance de la imagen.





Surikov Imágenes Con Nombres


Ver el vídeo: Paolo Veronese: I Luoghi #San Sebastiano (Julio 2021).